Medicina Regenerativa


La medicina regenerativa se encarga de potenciar la regeneración y reparación de tejidos del propio cuerpo. Los tratamientos más conocidos son las Células Madre y el Plasma Rico en Factores de Crecimiento.


La medicina regenerativa es aquella que se encarga de la regeneración y reparación de tejidos y órganos para recuperar su funcionalidad evitando y tratando lesiones y patologías. Abarca el conjunto de tratamientos y técnicas que estimulan el sistema inmunitario teniendo en cuenta la conducta adoptada por nuestro cuerpo para reemplazar las células dañadas por otras sanas en determinados tejidos.
Cuando un tejido se daña nuestro organismo pone en marcha un sistema de autodefensa con el objetivo de reparar el tejido lesionado. La medicina regenerativa hace uso de estos mecanismos para implantarlos en la zona lesionada y así acelerar el proceso de recuperación de lesiones.
Gracias a la medicina regenerativa es posible reducir y frenar los síntomas de lesiones que hasta el momento eran intratables como por ejemplo la artrosis, la psoriasis y la osteoporosis. Los tratamientos más conocidos en la medicina regenerativa son las Células Madre y el Plasma Rico en Factores de Crecimiento que son cada vez más empleados por sus óptimos resultados ya que aceleran la recuperación de lesiones y reducen el dolor.
En definitiva, la medicina regenerativa conocida también como medicina biológica o molecular utiliza los mecanismos de nuestro organismo para recuperar, tratar y prevenir lesiones y enfermedades degenerativas como la artrosis y la artritis.

Tratamientos de Medicina Regenerativa

  • Células Madre Adultas
    Las células madre son células de nuestro organismo responsables de la regeneración y reparación de tejidos. Su aplicación en el campo de la Traumatología aumenta las posibilidades en la Medicina Regenerativa ya que se reproduce la capacidad natural de nuestro propio cuerpo de tratar lesiones.
  • Plasma Rico en Factores de Crecimiento PRP
    El plasma rico en factores de crecimiento es una terapia minimamente invasiva que permite al paciente una rápida regeneración y cicatrización del tejido sin ingreso hospitalario ni intervención quirúrgica.

Lesiones que se pueden tratar con Medicina Regenerativa

  • Necrosis de cadera u osteocondrosis femoral
    La osteonecrosis de cadera o femoral consiste en la muerte del hueso por falta de riego sanguíneo. La cabeza del fémur, debido a su anatomía, posee escasos vasos sanguíneos que la nutran, y además con relativa facilidad esos vasos se pueden lesionar.
  • Artrosis de rodilla
    La artrosis de rodilla es una enfermedad que produce una degeneración por desgaste en el cartílago, principal amortiguador de la articulación de la rodilla.
  • Lesión de isquiotibiales
    La lesión de los isquiotibiales se caracteriza por un dolor intenso en la parte posterior del muslo. Es una lesión muy frecuente en deportistas que generalmente sufren de roturas en el bíceps femoral.
  • Ruptura del tendón del cuádriceps
    La obesidad y la mala alimentación son factores determinantes que pueden influir en la rotura de fibras del tendón de los cuádriceps.
  • Tendinitis del supraespinoso o tendinopatía del hombro
    Cuando se produce una inflamación del tendón del músculo supraespinoso hablamos de una tendinopatía del supraespinoso. El síntoma más común es un dolor agudo en la zona y la pérdida de movilidad de la articulación.
  • Artrosis de hombro
    La artrosis de hombro es la degeneración de la articulación en la que se produce una pérdida del cartílago.
  • Discopatía degenerativa
    La discopatía degenerativa es el proceso por el cual los discos intervertebrales pierden la flexibilidad y estabilidad.
  • Artrosis de cadera o artrosis coxofemoral
    La artrosis de cadera o artrosis coxofemoral es aquella que afecta al cartílago de la cadera. La articulación de la cadera está formada por la cabeza del fémur y el cotilo.